GALERÍA DE FOTOS                                              TOREROS

 

 

JOSÉ MARÍA MANZANARES

 

 

 

 

BIOGRAFÍA

 

        Nació en Alicante el 3 de Enero de 1982 en el seno de una familia con una gran tradición taurina, por lo que lógicamente, vive muy de cerca el ambiente taurino al ser su padre semejante figura del toreo.

 

        Aunque inició los estudios de Veterinaria pronto se dio cuenta que lo suyo era el toreo, así, con 19 años se presentó como becerrista en un festival celebrado en Campotéjar el 29 de abril de 2001, corta dos rabos y su nombre empieza a sonar con fuerza, ese día le acompañaron el rejoneador González Porras y los diestros José Fuentes, José María Manzanares, Enrique Ponce y Joaquín Puga. Consigue convencer a su familia de que su afición va en serio y de que quiere dejar bien alto su nombre, por lo que debuta con picadores el 22 de febrero de 2002 en Nimes, plaza de grandes acontecimientos, con el novillo Barbuquero, castaño de 418 kilos y con el hierro de Victoriano del Río, junto con David Luguillano Y Juan Bautista.

 

        Esa temporada ya comienzan los aficionados a destacar su extraordinario concepto del toreo y alcanza las veinticinco novilladas en plazas importantes, salvo Madrid y Sevilla.

 

        En 2003 sí actúa en ambas plazas, superando las cincuenta novilladas y consolidándose como novillero puntero. Su toreo se ve en todas las ferias y plazas importantes, tanto españolas como francesas o americanas.

 

        Se presenta en Las Ventas el 15 de Junio de 2003, con novillos de Los Bayones. Librerito II, de 516 kilos, fue el de la presentación y le acompañaron José Manuel Prieto y Luis Bolívar. Corta una oreja a su segundo. Con semejante carrera como novillero, el mundo taurino fija su atención en el hijo de Manzanares, y éste, no defrauda.

 

        Llega la alternativa, la cual toma en “su plaza” de Alicante el día grande de la feria, el 24 de junio, al igual que hizo su padre. Enrique Ponce le cede a Virreino, negro de 547 kilos de la ganadería de Daniel Ruiz, en presencia de Francisco Rivera Ordóñez. Fue una tarde apoteósica y emocionante, en la que el Torero atravesó en volandas la puerta grande con tres orejas y un rabo. La temporada es espectacular, pues a las más de veinte novilladas precedentes, pisando plazas de responsabilidad, se le suman casi cuarenta corridas de toros en plazas, igualmente, de categoría.

 

        Confirma su alternativa en Las Ventas el 17 de mayo de 2005 con el toro Catavino, un negro salpicado de 522 kilos de peso de la ganadería de Garcigrande. César  Jiménez y Salvador Vega son sus compañeros de cartel, pero la tarde resulta gris.

 

        La temporada  de 2006 es la de su recuperación, tras una temporada marcada por los altibajos, de la mano de la familia Matilla recupera ilusiones y su toreo vuelve a ser el que prometía. Actúa en todas las ferias y plazas importantes superando las sesenta corridas, triunfando en muchas de ellas y, lo que es más importante, dando de nuevo la sensación que es un torero sensacional, con condiciones para ser figura. Los triunfos en España y Francia, tienen continuidad en América.

 

        El 19 de noviembre de 2006 confirma en la México con El Juli de padrino y toros de Los Encinos, completando el cartel José Luis Angelino y Antonio Bricio. Corta dos orejas y sale por la puerta grande, éxito que repite en la misma plaza y en otras americanas a principios de 2007, situándose esa temporada como una de las apuestas más seguras, pues estará presente en todas las grandes ferias y su toreo está ganando muchísimo desde que tomó la alternativa.

 

        Tras el obligado descanso, Manzanares comienza su temporada en España, no tardarán en llegar los triunfos, el primero en Olivenza, donde corta tres orejas a toros de Zalduendo alternando en el cartel con El Juli y Miguel Ángel Perera. Y es que Manzanares como torero de dinastía y buenas costumbres, vuelve a triunfar en Sevilla por segundo año consecutivo, cortando dos orejas a un toro de Juan Pedro Domecq bajo una incesante lluvia de agua y olés, esa faena le valió ser el triunfador de la Feria de Abril de 2008, pero no fue el único premio que recogió esa temporada, pues sus faenas en Alicante, en el Puerto de Santa María o en Albacete, le hicieron merecedor de los máximos parabienes. En esta ocasión y tras un año de ausencia, José María Manzanares viaja a América, donde se le espera con entusiasmo debido a la expectación creada a su alrededor por la espectacular campaña europea, allí no para de cosechar triunfos  como las dos orejas cortadas en Valencia o las que le cortó a un precioso berrendo de la ganadería de Montegrande en Acho.

 

        Al igual que hacía su padre, Manzanares comienza la temporada en América, y lo hace de una manera inmejorable, pues en su primera actuación de la campaña 2009, compartiendo cartel con Finito de Córdoba y Leonardo Benítez, logra indultar al toro Capitán Boris de la ganadería de El Prado, al que Manzanares desde la salida, fue cuidando sus embestidas, instrumentando una faena que pase a pase, iba subiendo de intensidad, hasta desbordar el más exquisito arte, hasta que por unanimidad se pidió el indulto que fue concedido, para luego dar una clamorosa vuelta al ruedo con las dos orejas simbólicas. Apenas diez días después, corta tres orejas en Santa María de Bogotá a los astados de Las Ventas del Espíritu Santo.

 

        Estos triunfos fueron premonitorios de lo que habría de venir. Y es que como no hay dos sin tres, de nuevo Manzanares triunfa en Sevilla, por tercer año consecutivo corta dos orejas en una inolvidable faena al toro Pañedo de 545 kilos, al que entendió con una buena lidia y sacó un espléndido y adecuado partido del animal, que fue creciendo en poder y bravura. Los buenos lances de alicantino iluminaron la Maestranza.

 

Fuente:  www.josemariamanzanares.com

 

ARRIBA

GALERÍA DE FOTOS

TOREROS

 


C/Virgen de Lourdes, 36. Posterior - 28027 MADRID

Teléfonos 91 403 49 47 - 653 83 22 02 - Fax 91 404 23 48

G.L.U. Copyleft 2.005

Diseño y Edición - Webmaster Mª S. Reyes Aguirre Sánchez